Por amor a la física.

La primera entrada del año no podía ser otra que un libro terminado. Se trata de un libro diferente, pues es sobre física, un tema que a mi me apasiona, y gracias a él, he podido retomar. El libro en cuestión es Por amor a la física, de Walter Lewin con Warren Goldstein.

Es un libro que no os puedo resumir, pues no se trata de una historia, pero si que os puedo asegurar que si os gusta el tema, os va a enganchar. Está escrito en un lenguaje más fácil para los no expertos pero con ganas de saber. No es un libro fácil tampoco, en algunos momentos requiere de ciertos conocimientos de física, a mi entender, porque de no haberla tocado nunca, puede resultar tedioso y complicado.

Desde que lo he leído estoy pensando en ver sus vídeos, que están abiertos al público, por lo que él mismo explica en el libro. Aquí un vídeo que he encontrado donde se ve al profesor, escritor del libro, en acción sobre los temas que toca en este.

Entre los temas que toca, están los tan bonitos Arco Iris, los misteriosos Agujeros negros… Pero no sólo eso.

¿Os gusta ese campo? ¿Me recomendáis alguna otra lectura?

De momento, ya tengo una larga cola de libros esperándome.

¡Disfrutad de cada momento! No lo olvidéis…

Musu handi bat!

Anuncios

The lord of the flies.

Kaixo maitiak!

Hace poco os hablaba de este libro, era mi lectura del momento, y ya os fuí adelantando que me estaba costando leerlo… ¡Ha sido un suplicio!

En ningún momento me he enganchado a la historia, en ningún momento he conectado, este libro no está hecho para mi.

Supongo que la gracia y su fama está en observar el comportamiento que los niños tienen, y aprender o desaprender aquellas cosas que vemos en ellos, cosas, que no os voy a adelantar para que cada cual disfrute y juzgue a su antojo.

Es un libro que personalmente no recomiendo, pero que sé que a mucha gente gusta y por ese lado, y teniendo en cuenta que no es muy largo, os animo a empezar. Así podréis comprobar si sois de los míos, o de los que lo adoran.

¿Alguien lo ha leído? ¿Os habéis enganchado a él?

Yo ya le he puesto sustituto, y de momento me está enganchando mucho más. Os lo revelaré en nuestro próximo ratito de lecturas.

No os olvidéis, que un libro puede ser un gran regalo estas navidades.

Lord of the flies

Gabon laztanak I Buenas noches

Un domingo más me siento delante de la pantalla; en realidad, no es un domingo más. Pero eso es otro tema, y hoy, no vengo a hablaros de él. Lo que os quiero contar, o mejor dicho, de lo que os quiero hablar es de un libro, otra de mis lecturas: The lord of the flies (El señor de las moscas).

Es un libro al que tenía muchas ganas, siempre he oído maravillas de él, y es considerado todo un clásico… Y, ¿sabéis que? No me gusta nada, me está costando mucho terminarlo, pero no lo dejo porque confió en que me sorprenda de un momento a otro y le encuentre algo que diga, sí, es un libro a recordad. Mientras, me está resultando muy pesado.

Es una historia en la que los niños son protagonistas, y se muestran como son, niños. Quizá en eso este la magia del libro, en que está escrito desde la perspectiva de un niño, no lo sé.

Me queda mucho menos de la mitad, y ya os digo que aún no he conseguido engancharme a él… ¿Lo conseguirá? Yo sigo dándole oportunidades.

¿Alguien por aquí lo ha leído? Si es así, que me cuente su opinión, pues espero haberlo terminado para cuando la lea, impidiendo así que me afecte, tanto para bien, como para mal. Pues no hay cosa que más rabia me de que saber a lo que me enfrento. Aunque… los ojos con los que vemos cada uno son distintos a los de todos los demás.

Si os resulta el título tan sugerente como a mí, espero que os animéis a leerlo, o al menos a darle una oportunidad y comprobar por vostr@s mism@s la esencia del libro.

Musu handi bat!

Mendelssohn is on the roof, ¿Qué me ha parecido?

Igande on I Feliz domingo

Una semana más me siento a escribiros sobre mis lecturas, esta vez, retomo una lectura que terminé hace unas semanas, pero que aún no había podido recoger aquí. Se trata del libro de inglés del que os he hablado en diversas entradas:
Mendelssohn is on the roof. Jiri Weil.

Desde un principio ya os fuí diciendo que era un tipo de historia que a mi me encanta, una historia real, ambientada en una época dura, y es fiel reflejo de ello. Asique si os gustan ese tipo de lecturas, os la recomiendo 100%.

No es un libro con el que reirse, no es un libro con el que evadirse, sino más bien un libro que nos hace reflexionar, y sentir, sentir aquello que otros están sufriendo y que normalmente observamos desde la comodidad.

Es un libro que rompe con nuestros esquemas y nos hace plantearnos muchas cosas, replantearnos tantas otras.

Es sin duda uno de los libros que más me ha gustado en los últimos años. Soy muy exigente con los autores, y este me ha conquistado.

Tanto si habéis visto Praga, como si no, os invito a adentraros en él. Si habéis estado allí, os iréis situando por aquellos paisajes y calles sin problema alguno, y sino, tendréis un modo de recorrer su historia más cruda y dura.

¿Os apetece?

Si lo hacéis espero que me contéis que tal os ha ido con él…

¿Alguna recomendación? Ahora mismo estoy con otro libro del que os iré hablando, también en inglés…

Musutxu asko!

¿Leemos?

Igande On I Feliz domingo

Esta semana me gustaría que me contaséis que es eso que estáis leyendo, da igual si es un libro, una noticia, una novela, una receta o que sé yo. Pero leemos, no paramos de leer. Mientras estoy redactando esto, voy leyendo letras en la pantalla, letras que acaban formando palabras, que a su vez, forman frases y oraciones.

¿Leemos?

Sí, y mucho.

En cuanto a la novela que estoy leyendo… Es la misma que hace unas semanas, Mendelssohn is on the roof. Es una lectura que sigue sorprendiéndome, me hace recordar mi viaje por Praga y al mismo tiempo, viajar atrás, o en el espacio, y vivir esos tiempos de ocupación que a veces tan lejanos sentimos pero de tan cerca nos acechan. No os puedo dar una recomendación 100% formada, pero si sé, que aunque sea por las primeras cien primeras hojas merece la pena. Da igual el qué vendrá, hablo del ahora. No me importa si el final me gusta, si la trama que me encuentre al retomar la lectura será rica. Me importa el haber ido disfrutando de cada página, cada personaje que hasta ahora me he encontrado…

Espero que terminéis la semana de la mejor manera posible, para empezar la siguiente con toda nuestra energía cargada para is dosificándola y disfrutar de todo aquello que nos venga.

Musu handi bat politak.

Souarin.

Ama tu caos, o simplemente ama.

Gabon laztanak!

Hoy os vengo a recomendar un nuevo libro y autor, o mejor dicho, autor y libro, porque a veces, el orden de los factores si altera el producto.

El autor en cuestión es Albert Espinosa, del que estoy más que segura que habéis oído hablar, pero, si por cualquier razón no sabéis de quién hablo, click sobre su nombre y os redireccionará a la descripción de wikipedia. ¡No os podéis perder su historia!

Y como su historia, sus novelas son totalmente recomendables. Son lecturas muy sencillas y amenas, si así queremos que nos resulten, pero, tienen un trasfondo espectacular, con el que dejarnos perder horas y horas, leer, releer, cerrar el libro y abrirlo por una página cualquiera. En serio, ¡Hacedlo!

Y si os animáis… leed a otra persona, o haced que os lean…

No seáis tímidos, agradeceréis esa nueva experiencia, es algo que dejamos de hacer de mayores, y no debería ser así.

¿Habéis leído sus obras? ¿Qué os parecen? ¿Conocéis las series relacionadas con estas?

Contadme, que soy toda oídos (y ojos)

Con una buena lectura os doy las buenas noches,

sed buenos (o no),

Souarin.

Melocotones helados, corazón caliente.

Igande on! ¡Feliz domingo!

Astelehen on! ¡Feliz lunes!

Una semana más quiero hacer un pequeño (gran) hueco a la lectura en mi blog, es algo a lo que doy mucha importancia, pues en esta vida hay que estar en un continuo aprendizaje y renovación.

Hoy el elegido es un libro de Espido Freire, Melocotones helados. Es una obra de hace unos años y seguramente seáis much@s las que ya lo habéis leído, pero lo hayáis leído o no, os invito a quedaros y a que déis vuestra opinión.

Esta clase de libros son los que a mi me gustan, reflejan realidades, verdades desde diferentes perspectivas; y es que, desde el inicio, tenemos un vaivén de puntos de vista de los diferentes personajes de la historia.

Es un constante querer saber, querer averiguar, querer adentrarse y saber más y más, pero, a la misma vez algo te dice que es mejor no saber más, es mejor quedarse en la ignorancia, en la cómoda ignorancia. Como la cruda realidad.

Por tanto, como habréis podido deducir ya, es un libro que os recomiendo; os aconsejo dejaros perder entre sus hojas, historias, y viváis todos y cada uno de los personajes, siempre desde vuestro yo.

Y no olvidéis, que leer en alto a otra persona, y/o dejar que os lean, es una experiencia muy bonita y que une.

“No somos nada. […] Vivimos setenta, ochenta años, y luego, ¿qué? Luego se acabó, al cementerio, lo mismo ricos que pobres, buenos que malos. Se acaban las casas, se acaban los árboles, sólo las montañas no se acaban. Menuda gracia. […]”

Melocotones helados, 273.

Musu handi bat polit horiek!

Souarin.

LA SOMBRA DEL VIENTO, FIN.

Gabon laztanak,

un domingo más aquí estoy para hablaros de la lectura en la que me sumergí hace unos días. Y es que… ha llegado a su fin a comienzos de semana.

Si os estáis preguntando si os lo recomiendo, la respuesta es sí; PERO, sólo si no os importa tener un libro extenso entre las manos con el que pasar varios días, dependiendo de vuestra velocidad semanas incluso y habrá quién tarde meses.
¿Y que más da? Lo importante no es el tiempo que tardamos, sino el disfrutar el camino.

La historia, es posible que te enganche hasta el final (o no), la intriga que te crea el querer saber, el formar todas las piezas del puzzle, o confirmar si el puzzle que has reconstruido es el mismo que el autor quiso construir, si es que lo construye, esto dejo que lo descubráis vosotr@s.

El miedo que me provocó en un inicio, se fue desvaneciendo, y lo agradecí, pues depende de lugar y la hora donde lea, puedo tener después serios problemas para conciliar el sueño y moverme con libertad por la estancia. ¿Os pasa?

Lo que si os puedo asegurar es que si os gustan tanto como a mí los libros de reflexión y ensayos, en este podéis encontrar varias citas con las que pasar minutos, horas, divagando por vuestros pensamientos. Aquí una pequeña muestra:

“Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo.”
La sombra del viento, 129.

“El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia de establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo […]”
La sombra del viento, 186.

“Y conserva tus sueños […] Nunca sabes cuándo te van a hacer falta.”
La sombra del viento, 333.

“La espera es el óxido del alma”
La sombra del viento, 376.

“Hay decepciones que honran a quien las inspira.”
La sombra del viento, 466.

“[…] las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades […] Somos títeres de nuestra inconsciencia.”
La sombra del viento, 521.

“¿Sabe el loco que está loco? ¿O los locos son los demás, que se empeñan en convencerle de su sinrazón para salvaguardar su existencia de quimeras?”

La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón.

Y como todo lo que empieza, tiene su fin, este libro lo ha tenido para mí. Pero todo final trae un nuevo comienzo, cada puerta cerrada abre nuevas puertas o ventanas, y ya tengo entre mis manos otro libro con el que poder, después daros una opinión. ¿Sabéis ya cual es? En Instagram lo desvelé…

Por último, me gustaría que me recomendaséis libros, me gustan los ensayos, libros que hagan reflexionar… y también busco libros sobre la música, la teoría de la música, me gustaría mucho aprender.

Milesker, gracias eta… Musu handi handi handi bat! Gabon pasa!

Souarin.

Recorriendo La sombra del viento

Como cada domingo, os traigo un pedacito de literatura pues para mí tan importante como la belleza es cultivar la mente; y así me muestro también en el blog.

¿Habéis probado ya a leer en voz alta a otra persona? ¿O tal vez os han leído? Espero que a respuesta sea sí, porque, tal y como os dije el anterior domingo, es una práctica que nunca debería quedar atrás, un disfrute, una unión, que a nada se puede equiparar… No seáis tímidos, romped ese hielo, y a disfrutar de la lectura juntos y juntas.

Hoy no os traigo una opinión formada de un libro, puesto que no lo he terminado aún, pero sí os puedo ofrecer un pequeño resumen de mi recorrido por él: La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón.

Como veis, repetimos autor, y no es una casualidad sino más bien seguir con el destino que me puso en bandeja la lectura del anterior libro del que os hablé en otra entrada. Viendo que El príncipe de la niebla me había resultado entretenido, pensé que era el momento de retomar mi viejo amigo de la balda, el libro del que os hablo. No son pocas las veces que he comenzado a leerlo, pero nunca pasaba de las cincuenta páginas. No se el por qué, quizá aguardaba el momento oportuno, y ese momento parece que ha llegado.

Las primeras páginas apenas las disfruté, se me hace muy cansino releer una parte en la que me he atascado muchas veces a lo largo de los años, pero, cabezona que es una, si algo me propongo lo hago, asique ojos clavados en la tinta y avancé a buen ritmo. Tras saltar la barrera del terror, no sabía que me esperaba pánico de verdad, y no es para menos, pues el diablo hace acto de presencia y si esto va acompañado de un entorno rural de lo más silencioso donde el ruido de una mosca se hace ensordecedor y las sombras dibujan figuras tenebrosas… Os hacéis a la idea ¿verdad?

Pero yo y mi tozudez seguimos, y dejé el miedo para otro momento. Parece que esta vez el libro me ha agarrado y no me quiere soltar; razones no me faltan para dejarme llevar…

Este mundo no se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo.
(La sombra del Viento, 129)

Y yo os invito a que os dejéis llevar también, no puedo deciros si os va a gustar, ni si quiera se si a mi me gustará, pero si que os puedo asegurar, que si lo miráis a tientas, si lo leéis con ternura, disfrutaréis mucho de las palabras. Y no os digo nada si practicáis la lectura en alto… ¡Qué delicia!

Ya me contaréis que tal la experiencia, la lectura a dos, la lectura en solitario o lo que queráis hacerme llegar, yo soy toda oídos, y ojos también.

Musu handi bat!

El príncipe de la Niebla. Carlos Ruiz Zafón.

Kaixo laztanak,

hace mucho que no escribía en el blog, bueno, sabéis a que me refiero, a entradas independientes del canal de Youtube. Como ya os he dicho, estuve de viaje y al volver todo ha sido un ir y venir de cosas, por lo que no he podido reunir la concentración necesaria para teclear a mi antojo.

Hoy, es domingo, y hasta hace cosa de un mes una pequeña fracción de una historia acompañaba el blog; historia, que de momento me guardo. A pesar de no continuar ofreciendoos eso, no dejo de lado mi faceta de cuidar la mente, puesto que es algo que considero totalmente necesario e imprescindible. Asique los domingos siempre los seguiré reservando a algo relacionado con la escritura o la lectura.

En verano es mucho más facil dejarnos sucumbir por esos objetos que tantas casas decoran pero tan pocos ojos recorren por dentro: los libros. Por eso, quiero ofreceros mi pequeña opinión respecto a aquellas lecturas que vaya haciendo para poder daros ideas de que libro podéis devorar, coger prestado de la biblioteca, regalar o simplemente leer en alto a otra persona, costumbre que si no es a un niño perdemos con lo importante que es desarrollar la escucha activa y el discurso hablado, sentido, interpretado. ¿Os animáis? Os aseguro que la persona que escucha tiene la oportunidad de disfrutar de un libro de una manera que nunca antes había hecho, salvo en su niñez, si tuvo esa fortuna, y la persona que lee también se prueba, experimenta y vive, vive como nunca antes ese momento de placer. Y lo mejor, es que esos sentimientos os unirán de una manera especial. Lo ideal es que comencéis por hacer turnos, para que tanto uno, como el otro, sepáis qué es lo que ofrece cada papel.

Lo más importante, no hay normas, no hay prejuicios, ni juicios, sólo diversión, pasión y disfrute. Sobre todo eso.

Comencemos el viaje juntos.

Hoy os quiero hablar de un libro cuya lectura he disfrutado los últimos días, de hecho, de no haber sido por el ajetreo lo hubiera terminado en un mismo día, y es que si algo tiene es que te atrapa desde el capítulo uno. Es El príncipe de la niebla, de Carlos Ruiz Zafón.

20150809_201948

En realidad, a mí me atrapó mucho antes de comenzar a leerlo, mi madre, muchas veces me ha hablado de este libro, pero al no tenerlo en casa, no me había picado demasiado la curiosidad, hasta que el otro día, olvidándome de mi libro en casa, empecé a echar una hojeada a una estantería ajena, en busca de algo atractivo, una portada insinuante, un título cegador…
Y allí estaba, sin título atrayente, sin portada intrigadora, pero con recuerdos, muchos. Asique se vino a mí, y compartí el primer capítulo, letra a letra, pausa a pausa, y su misterio.

Como os vengo diciendo, caí (o caímos) en sus redes desde ese primer capítulo, el compartirlo, incremento aún más las ganas de continuar.

“[…] descubrieron juntos la magia […] y los uniría para siempre.

Carlos Ruiz Zafón

Capítulo a capítulo te va haciendo pensar, divagar e intentar entender todo, los detalles que se escapan, inalcanzables, pero tan cercanos a la vez. Y así, hasta el final.

Es un libro por el que tenía muchas expectativas y que era muy dificil que me sorprendiera, aún así, lo ha hecho. No quizá tanto como esperaba, pero eso es muy complicado, soy una lectora demasiado crítica a la que pocas lecturas sorprenden y la hacen viajar.

A toda la historia que nos envuelve la encuentro un punto muy adolescente que a mí, personalmente me falla (es un libro juvenil, todo hay que aclararlo), siento que necesita más, o según como se mire menos. Pero lo recomiendo, se lo recomiendo a todo el mundo, sobre todo a aquellas personas que las cuesta coger un libro y leer, puesto que su lectura es muy facil y llevadera y sus escasas 200 hojas no se hacen nada pesadas, sino todo lo contrario.

A mi me sabe a poco.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece?

Y en cuanto a la idea de hablaros de lecturas, ¿qué opináis? El blog es mío, pero también nuestro.

Y no olvidéis que esto queda,

entre tú y yo,

Souarin.