LA SOMBRA DEL VIENTO, FIN.

Gabon laztanak,

un domingo más aquí estoy para hablaros de la lectura en la que me sumergí hace unos días. Y es que… ha llegado a su fin a comienzos de semana.

Si os estáis preguntando si os lo recomiendo, la respuesta es sí; PERO, sólo si no os importa tener un libro extenso entre las manos con el que pasar varios días, dependiendo de vuestra velocidad semanas incluso y habrá quién tarde meses.
¿Y que más da? Lo importante no es el tiempo que tardamos, sino el disfrutar el camino.

La historia, es posible que te enganche hasta el final (o no), la intriga que te crea el querer saber, el formar todas las piezas del puzzle, o confirmar si el puzzle que has reconstruido es el mismo que el autor quiso construir, si es que lo construye, esto dejo que lo descubráis vosotr@s.

El miedo que me provocó en un inicio, se fue desvaneciendo, y lo agradecí, pues depende de lugar y la hora donde lea, puedo tener después serios problemas para conciliar el sueño y moverme con libertad por la estancia. ¿Os pasa?

Lo que si os puedo asegurar es que si os gustan tanto como a mí los libros de reflexión y ensayos, en este podéis encontrar varias citas con las que pasar minutos, horas, divagando por vuestros pensamientos. Aquí una pequeña muestra:

“Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo.”
La sombra del viento, 129.

“El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia de establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo […]”
La sombra del viento, 186.

“Y conserva tus sueños […] Nunca sabes cuándo te van a hacer falta.”
La sombra del viento, 333.

“La espera es el óxido del alma”
La sombra del viento, 376.

“Hay decepciones que honran a quien las inspira.”
La sombra del viento, 466.

“[…] las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades […] Somos títeres de nuestra inconsciencia.”
La sombra del viento, 521.

“¿Sabe el loco que está loco? ¿O los locos son los demás, que se empeñan en convencerle de su sinrazón para salvaguardar su existencia de quimeras?”

La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón.

Y como todo lo que empieza, tiene su fin, este libro lo ha tenido para mí. Pero todo final trae un nuevo comienzo, cada puerta cerrada abre nuevas puertas o ventanas, y ya tengo entre mis manos otro libro con el que poder, después daros una opinión. ¿Sabéis ya cual es? En Instagram lo desvelé…

Por último, me gustaría que me recomendaséis libros, me gustan los ensayos, libros que hagan reflexionar… y también busco libros sobre la música, la teoría de la música, me gustaría mucho aprender.

Milesker, gracias eta… Musu handi handi handi bat! Gabon pasa!

Souarin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s