Lentamente

“Toc-toc-toc,

toc-toc-toc,

 

TOC-TOC-TOC,

TOOOOOOOOOOC – TOOOOOOOOOOC- TOOOOOOOOOOC

Por fin,

ya era hora,

la puerta se abre,

me invita a entrar,

acepto con descaro y paso,

pero paso tímidamente.

No se a donde ir,

es tan mía y tan desconocida a la vez.

Me siento perdida en lo que debería ser mi hogar.

Es un lugar frío, un lugar sombrío.

Ahora ya eso me da igual,

(o intento que así parezca).

Me dirijo a mi cuarto, sin mirar a los lados, sin pararme a pensar,

sin pensar, sin parar, sin titubear.

Y me dejo caer, todo el peso de nuevo vencido,

todo el peso, todo,

de nuevo encima.

Pero esta vez no caigo al suelo frío.

Me espera un agradable colchón,

que pronto hace que recuerde que el tiempo me aprieta,

pero,

¿y que más da? me digo.

Todo pasa, lo bueno, rápido; lo malo, despacio, pero pasa.

Es curioso el tiempo.

Esto pesa, esto pesa y no puedo con ello,

pesa cada vez más, cae, lentamente, cae,

como todo.

Lentamente.”

 

Souarin.

Lentamente -(c) -Sonia Gómez Diez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s